0 Comentarios

Trabajar en familia

Las empresas familiares son una fuente generadora de empleo y riqueza; la mayoría nace con la intención de favorecer el patrimonio de la familia. Sin embargo, las trabas y/o dificultades para fortalecerlas provoca que muy pocas consigan llegar a la segunda generación.

Como emprendedora quizá pienses que trabajar en familia parecería ser algo sencillo, sin embargo, nos hemos encontrado que en algunas ocasiones resulta ser un gran tormento, debido a la falta de organización y elaboración de perfiles, el miedo a herir sentimientos, la contratación innecesaria (por ayudar al hermano o tío) y aunque no lo creas por rencillas o envidias familiares.

En México, apenas el 13% de los negocios familiares llegan a la tercera generación y esto es debido a factores como los mencionados anteriormente. Para lograr fortalecerlos debe tenerse desde el comienzo entender que lo que se está formando es una empresa, por ende debe contar con una estructura establecida en cuanto a perfiles de puesto (y ojo no necesariamente lo debe de cubrir un familiar), plan de negocio, así como una cultura organizacional en donde se fomente el amor por la empresa y sentido de pertenencia. Además claro, del trabajo duro y que no por ser el tío o la sobrina, exista una distinción o preferencia. Todos son responsables de sus acciones y omisiones.

Como emprendedora y dueña de tu empresa, aquí no aplica el dicho “todo queda en familia”, debe existir un protocolo familiar escrito en donde se establezca la participación de cada uno de los miembros, hacia dónde se quiere llegar en el corto, mediano y largo plazo. Además, de la misión, valores que quieren para la empresa y qué se desea proyectar. Todos los involucrados deben conocer las acciones y estrategias para llegar al objetivo. Como en cualquier plan estratégico, se debe medir, evaluar y ver si es necesario hacer cambios.

Dentro del protocolo familiar, debe de establecerse el proceso de sucesión, pues por lo general sucede que nunca se planea quién seguirá al frente de la organización después de determinado tiempo y lo que provoca son: pleitos familiares, no dejar involucrarse a las nuevas generaciones, poca capacitación para él/los posibles sucesores, estancamiento, interés y conocimiento bajo de la empresa y por ende pérdidas e incluso cierre del negocio.

Según un estudio de KPMG establece que “…la elevada mortalidad de las empresas familiares se explica casi siempre por la falta de un plan de negocios, una estructura de control eficiente/flexible, y trabajadores o directivos alineados con la estrategia, lo cual se evidencia al observar que sólo 13% de las empresas tiene un plan de sucesión delineado, y esta es una grave amenaza porque el destino del negocio está ligado a la permanencia del fundador y sugiere que no hay planes para formar o ir promoviendo a futuros directores”.

Un elemento clave de una organización es el capital humano. En ocasiones cuando se trata de negocios familiares lo que se busca es incluir a la familia sin ver realmente si cubren o no el perfil de puesto. Es indispensable, que si se van a contratar familiares, sean las indicadas y tratadas como cualquier otro empleado, es decir con las mismas oportunidades de crecimiento, capacitación, remuneración y retroalimentación.

Por último recuerda, trabajar en el negocio de tus papás o contratar a familiares en tu negocio, no es sinónimo de “caridad” o “hay que ayudarlo mientras encuentra otra cosa”; tener un negocio familiar es una gran responsabilidad al igual que cualquier otra empresa. Se trabaja por un bien común (en este caso familiar) y por un mismo sueño y meta: la empresa.

Artículos Relacionados

Comentarios

  • Admin says:

    maybe

    13 agosto 2016
  • Admin says:

    Hiiii

    14 agosto 2016
  • Graciela Leal says:

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi tortor felis, bibendum et aliquam sit amet, hendrerit et lacus. Sed tortor augue, consequat vel tristique at, sagittis eleifend nisl. Ut non dictum felis, in scelerisque velit. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec consequat odio turpis, vitae dignissim lacus ultrices in. Donec mi justo, aliquet sed lorem faucibus, cursus sodales turpis. Phasellus tempus sodales mattis. Nam ut massa pretium, maximus neque eu, commodo est. Nunc id diam nec eros vulputate fringilla. Maecenas vehicula, ligula eget placerat auctor, odio sapien placerat ipsum, vitae mattis velit arcu sed enim. Donec id accumsan ante, id imperdiet nibh.

    15 agosto 2016