0 Comentarios

Guía para ser un emprendedor de provecho

He aquí una breve lista de sarcásticos consejos que nos da nuestro amigo de españa @ingaciolirio para facilitar tu mutación de triste empleado con sueldo a EmPERDEDOR de provecho:

  1. Emborráchate de Positivismo. estás depre porque estás en el paro. Tu autoestima está por los suelos. Necesitas empaparte de sabios consejos. Haz lo que amas, lo que siempre soñaste. Conviértete en la mejor versión de ti mismo. ¡Imposible es solo una palabra!. Así que ve a tu librería más cercana, localiza la sección de Autoayuda y gástate unos 150€ en comprar la crème de la crème en literatura de Superación Personal. Apúntate a charlas, talleres, cursos sobre cómo trabajar tus emociones, cómo eliminar la negatividad y el pesimismo, y como mantener tu Ego en un óptimo estado de feliz obesidad. Recuerda que quien está mal es por su culpa.
  1. Construye tu Marca Personal. las Redes Sociales no están para que cuelgues esas fotos tan horrorosas de las barbacoas con tus amigotes, ni mucho menos para que dejes tus opiniones sinceras sobre temas diversos. Eso es de ser trolls, losers que nunca triunfarán. Y por favor, hazte una foto de perfil en condiciones. Si continúas con ese dibujo de Gardfield nunca vas a volver a trabajar. Ve al estudio fotográfico más cercano y paga por una sesión que incluya maquillaje. Y por dios ¡sonríe! Luego vuelve a casa, actualiza tu foto en todos tus perfiles y compra un dominio web que sea tunombreyapellidos.com
  1. Busca tu idea de negocio. Piensa en qué eres bueno, en qué amas hacer. No importa que no tengas experiencia previa, no te dejes vencer por el ambiente ni por los estudios de mercado. Lo importante es que sea lo que ames hacer. ¿No lo tienes claro? Vuelve al punto #1 y consulta tus libros. Repite los talleres inspiraciones si hacen falta. Paga a un coach que gestione tu cambio. ¿Aun sin saber qué hacer? Sigue gastándote el dinero del finiquito en un consultor de franquicias que te asesore sobre cuál poner. Ah, y mientras tanto no olvides seguir invirtiendo en Márketing Digital para posicionar bien tu marca personal. No importa que todavía no hayas montando un negocio, ve poniendo citas motivadoras y links interesantes para tener presencia hasta en la sopa. Luego ya veremos.
  1. Crea una Sociedad Limitada y busca financiación. No importa que todavía no sepas bien qué hacer, que estés tu solo ¿tan poco crees en ti que te vas a limitar a un triste autoempleo de autónomo? ¡No, por favor! Cambia el chip. ¡Vas a montar una empresa start-up que va a cambiar el mundo! Todavía te queda dinero del despido, así que corre al notario a crear tu S.L. con la que luego irás a buscar inversores, crowdfunders y… ah, sí! una impresora 3D. Por si acaso.
  1. Apúntate a todo tipo de reuniones de emprendedores y conferencias motivacionales. Tira un poco más de tus ahorros para recorrer el país y conocer gente interesante, asisitir a un par o tres de charlas TEDx y hacer contactos. ¡Y no olvides durante tu periplo de seguir pagando al Community que siga gestionando tu Marca Personal y la de tu S.L. en la red!

Con estos sencillos consejos, al cabo de unos meses o pocos años habrás conseguido tu objetivo: te habrás convertido en un EmPERDEDOR de provecho, te habrás quedado sin el dinero de tu indemnización e incluso tendrás algunas deudas adquiridas por una S.L. que todavía no ha facturado ni un céntimo. Y recuerda, ya no existe ese mercado laboral al que regresar en busca de una sopita caliente. Pero ¡y lo bien que te lo has pasado!

View story at Medium.com

Artículos Relacionados

Comentarios