0 Comentarios

Forma un equipo eficiente

¿Tienes demasiada rotación en tu empresa?, ¿Crees que tu equipo no responde a tus objetivos?

 Lo más importante que debes hacer, antes de estructurar tu equipo de trabajo es sentar los objetivos, misión, visión y rumbo al que deseas llevar tu negocio. Para poder realizar una planeación estratégica de recursos humanos eficiente, lo primero que hay que hacer es comenzar por las bases del negocio, es decir los estatutos, la filosofía, ya que no puedes planear acerca de qué tipo de gente necesitas sin antes saber cuáles son los objetivos por cumplir y la dirección hacia la que quieres dirigir tu negocio.

 

Planear es salgo que todos necesitamos para tener un crecimiento estratégico y para innovar en los servicios y productos que ofrecemos. Todos pueden ser innovadores y no necesitas “romperte la cabeza” para lograrlo; lo que recomendamos es:

1) Tener un profundo análisis y entendimiento del entrono (político, social, cultural, tecnológico del país y tu industria) para saber cómo este te afecta.

2) Tener este mismo conocimiento pero de tu empresa y competencia.

Ahora bien, antes de comenzar a contratar gente es importante tener la base del negocio estructurada adecuadamente para que puedas desarrollar una estrategia efectiva de crecimiento que te permita ver qué perfiles de puesto necesitas para llegar a la meta deseada. Para ello te recomendamos dos herramientas útiles: el análisis FODA y las 5 fuerzas de Porter.

El FODA consiste en detectar fortalezas y debilidades internas de la empresa y las oportunidades y amenazas del entorno en el que te desenvuelves. Las dos primeras son aspectos positivos que se deben aprovechar, mientras que las debilidades y amenazas son problemas que deben eliminarse en la mediad de lo posible. Al combinar las fortalezas con las oportunidades se pueden obtener buenas líneas de acción sobre las cuales trabajar.

Por su parte Porter menciona que una empresa siempre deberá de lidiar con cinco fuerzas que de pasar desapercibidas, lo único que se logrará es hacer una planeación y estrategia poco eficiente que te hará dar vueltas, alentar tu camino para crecer, o bien te llevará a contratar personal que realmente no necesitas. En consecuencia perder el rumbo.

En resumen, estas cinco fuerzas lo que indican que debes tener el poder de negociación con tu consumidor. Cuántas veces hemos escuchado “el cliente siempre tiene la razón”, y sí, los consumidores cada vez están más informados y su poder de decisión ya no depende de si le gusta lo que ofreces, ahora se ve afectado por la información que pueda conseguir sobre éste, es decir, si existen comentarios de experiencia de compra/uso de alguien más, si estás ranqueado en algún sitio o bien si no existe algún otro sustituto que esté mejor calificado.

Por ende, se recomienda que para que tú sigas siendo la opción preferida en el mercado, debes de considerar desde el trato con el proveedor (para mantener fechas de entrega y precio de materia prima); la experiencia de compra (actitud vendedor, atención en tienda física y online); conocer qué hace la competencia y cómo está creciendo el mercado (para saber tu posición en el mercado y qué ventajas o diferenciadores ofreces para no caer en competencias de precio o desprestigio).

Equipos eficientes

Una vez analizada esta información y ya con tus bases bien estructuradas, podrás comenzar a crear un plan estratégico de recursos humanos. Debes pensar qué procesos, por ejemplo de fabricación, servicio a clientes, operación y marketing, entre otros, se deben poner en marcha para obtener resultados; entonces es cuando la organización deberá adaptarse a estos procesos, buscando perfiles y competencias específicas que permitan su realización.

Para lograrlo es esencial tener un liderazgo situacional, es decir, que se adapte al momento histórico en el que te encuentras, y que permita llevar a cabo capacitaciones para que las personas adecuadas realicen el trabajo y así cumplir con los objetivos.

Tener la descripción (perfil) de puesto es esencial para evitar la duplicación de tareas, la falta de orientación y el cumplimiento de metas o tareas determinadas. Al tener estos perfiles, tu equipo podrá entender y saber qué se espera de él y cómo es que se le va a medir.

Tips:

  1. Sé realista. Si ya cuentas con colaboradores habla con ellos y pregúntales qué es lo que hacen, que te escriban en una lista todas las actividades que realizan. En caso de contar con un jefe pregúntale cuál de ese listado no debería ser parte del trabajo. Esto te servirá para entender la dinámica real y poder ahora sí, describir el puesto oficialmente. Si apenas vas a comenzar a integrar el equipo, piensa en las actividades que se deben de hacer para llegar a los objetivos.
  1. Aprovecha. Este es el tiempo de pensar en todas las actividades que deseas que la persona realice, piensa en tareas asociadas que pudiera tener. Pero cuidado, estás tratando con personas no con máquinas, así que no abuses.
  1. Escribe. En un documento oficial escribe la descripción de los puestos que necesitas. Debe ser breve, concreto, conciso y específico. Recuerda este documento no está escrito en piedra, debe ser flexible al momento que vive tu empresa. Todo evoluciona y para crecer debemos de ir de la mano del cambio. Esto no quiere decir que los perfiles cambiarán al cien por ciento todo el tiempo, sino que deben de evaluarse para ver si el perfil va acorde a las tareas o es necesario ir agregando nuevas responsabilidades.
  1. Comparte. Asegúrate que tu equipo (y los nuevos que se integren) conozcan y entiendan estos perfiles. Ellos deben saber qué se espera de su trabajo para que al momento de evaluar no haya malos entendidos y puedan tener retroalimentación positiva que los ayude a crecer.

Tener los perfiles de puesto es elemental para poder realizar tu estrategia de negocio, cuando hagas entrevistas de trabajo, evalúa tanto la parte técnica (que la persona tenga los conocimientos) como la parte de personalidad (que las características y actitud del candidato vaya acorde con el perfil del puesto).

Finalmente, recuerda que cinco minutos de mala planeación pueden convertirse en muchas horas de mal trabajo.

 

Artículos Relacionados

Comentarios

  • Admin says:

    maybe

    13 agosto 2016
  • Admin says:

    Hiiii

    14 agosto 2016
  • Graciela Leal says:

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi tortor felis, bibendum et aliquam sit amet, hendrerit et lacus. Sed tortor augue, consequat vel tristique at, sagittis eleifend nisl. Ut non dictum felis, in scelerisque velit. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec consequat odio turpis, vitae dignissim lacus ultrices in. Donec mi justo, aliquet sed lorem faucibus, cursus sodales turpis. Phasellus tempus sodales mattis. Nam ut massa pretium, maximus neque eu, commodo est. Nunc id diam nec eros vulputate fringilla. Maecenas vehicula, ligula eget placerat auctor, odio sapien placerat ipsum, vitae mattis velit arcu sed enim. Donec id accumsan ante, id imperdiet nibh.

    15 agosto 2016