0 Comentarios

El nuevo ADN emprendedor

Mucho se ha escrito sobre qué es un emprendedor, cuáles son las características que debe tener e inclusive se ha creado un dilema acerca del origen del emprendedor, es decir, si nace o se hace.

De manera aventurada podríamos definir que efectivamente la cosquillita de emprender viene de la sangre, de su ADN; consideremos que la A se refiere a actitud, la D a determinación y la N es novedad o negociación. Este ADN son habilidades clave básicas que todo aquel que desee iniciar su propia empresa debe tener, ¡fácil no! Y piénsenlo bien, todos poseemos éstas de manera innata o bien somos capaces de desarrollarlas con el tiempo y la práctica. Solo es cuestión de mapearnos cómo somos, cómo es nuestro deseo de negocio y qué vamos ofrecer al mercado (novedad).

Ahora bien, en los últimos años se ha hablado sobre dos términos que han venido a revolucionar el concepto que se tiene de un emprendedor, esto debido a los cambios rápidos que ha tenido el mundo corporativo y el de las start-ups. Claramente nos referimos al intrapreneur, ¿pero existe alguna diferencia en su adn con respecto al entrepreneur? Sigamos leyendo.

Entrepreneur vs. Intarpreneur

Los emprendedores, se dice, son personas que toman riesgos, no les preocupa tanto “lo que saben” sino “cómo lo hacen”. Creen en ellos y en lo que hacen, no se conforman con vivir en el status quo, sino prefieren ser novedosos y “retar” con sus ideas de negocios los cánones establecidos). Los emprendedores deben centrarse en lo que hacen mejor y en cómo encontrar caminos para llevar el negocio mejor, esto da pie a que en ocasiones se les señale como personas poco empáticas con su equipo, algo egocéntricas y solitarias. Cuestión de la cual no estamos cien por ciento de acuerdo.

Por otra parte, los llamados intrapreneur, son aquellos individuos que pueden involucrarse con otros para crear. Este tipo de sujetos, por así llamarlos, se desarrollan en ambientes corporativos flexibles y abiertos a que su gente se desarrolle y pueda expresarse. Los riesgos que toman podrían verse no tan drásticos como el de los emprendedores, pero finalmente sí toman riesgos conjuntos. Los intrapreneurs están orientados a la acción y transforman la empresa donde trabajan a través de su espíritu emprendedor; ya sea con nuevas políticas, nuevos negocios, desarrollo de productos o nuevas y mejores prácticas.

Cabe mencionar que muchos de los emprendedores comenzaron sus carreras en corporativos, sin embargo, su espíritu de reto los llevó a salir de estos para comenzar con sus propias ideas. En ocasiones también, el emprender se da más por factores de necesidad que por “deseo”, en otras palabras, hay quienes después de una trayectoria laboral son despedidos de sus trabajos y ven en el poner un negocio una opción para subsistir, también hay quienes desean administrar mejor su tiempo, pasar más tiempo con su familia o dedicarse a lo que realmente les apasiona y por ello deciden emprender.

Todos estos tipos de emprendimiento, no están mal, siempre y cuando se tengan las bases del negocio sólidas, es decir, que cuenten con un plan de negocios estructurado, tengan una misión y visión y sus objetivos sean claros, medibles y coherentes. De hecho, esto último es un básico tanto para el que emprende por “deseo” o por” necesidad”.

Finalmente, ni el entrepreneur ni el intrapreneur están peleados, simplemente dependen de cada individuo y de cómo se sienta mejor, es decir, hay quienes se sienten felices hasta que ven sus ideas puestas en un negocio (emprendedores), mientras que existen otros quienes se sienten cómodos con las oportunidades que los corporativos les otorgan para desarrollar sus ideas (intrapreneurs).

Una guía rápida

Por último, a manera de resumen queremos recomendarles doce reglas que Thomas L. Harrison propone para ser un “buen” emprendedor.

  1. No camines sobre los demás, pero tampoco dejes que caminen sobre de ti.
  2. Respeta la “gran idea” que tienen los demás.
  3. Ten la responsabilidad de tus errores y tus éxitos.
  4. No permitas que los demás te vean sudar. Es decir, enfócate en tus problemas y en cómo prevenirlos.
  5. Mantente simple.
  6. Nunca pienses en términos de “¿qué has hecho hoy por mí?”, al contrario, establece relaciones de largo plazo en donde ambas partes se beneficien.
  7. Más es menos. Es decir, mientras más intentes impresionar a los demás menos dejarás realmente ver lo que es tu negocio en realidad y confundirá a la gente.
  8. Se congruente con lo que dices y en tu actuar.
  9. No mientas. No existen mentiras blancas o piadosas. Elimina las actitudes o situaciones que hacen que no digas la verdad.
  10. Lo ponemos en mayúscula porque es importante que nunca olvides agradecer y reconocer los esfuerzos de los demás.
  11. Mantén tu corazón y tu puerta abierta. La gente busca acercarse con los emprendedores para conocer su experiencia. Conviértete en un ejemplo a seguir, sé empático y humano.
  12. Conserva el balance de las cosas. Cada individuo tiene sus prioridades, pero debes tener siempre en cuenta que la familia es importante para lograr un balance personal. Recuerda cuando una persona renuncia no es porque dejen sus empresas, abandonan a los jefes. Retener y atraer talento es dejar a las personas estar con las personas.

 

Fuente de información:

Harrison, Thomas L. Instinct. Warner Business Book Group, 2005.

Artículos Relacionados

Comentarios

  • Admin says:

    maybe

    13 agosto 2016
  • Admin says:

    Hiiii

    14 agosto 2016
  • Graciela Leal says:

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi tortor felis, bibendum et aliquam sit amet, hendrerit et lacus. Sed tortor augue, consequat vel tristique at, sagittis eleifend nisl. Ut non dictum felis, in scelerisque velit. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec consequat odio turpis, vitae dignissim lacus ultrices in. Donec mi justo, aliquet sed lorem faucibus, cursus sodales turpis. Phasellus tempus sodales mattis. Nam ut massa pretium, maximus neque eu, commodo est. Nunc id diam nec eros vulputate fringilla. Maecenas vehicula, ligula eget placerat auctor, odio sapien placerat ipsum, vitae mattis velit arcu sed enim. Donec id accumsan ante, id imperdiet nibh.

    15 agosto 2016