3 Comentarios

Cómo vivir y contar las narrativas de tu Mipyme

(este artículo es la cuarta parte de la serie ‘Cómo convertir a México en una potencia mundial’. Puedes encontrar las otras entregas aquí, aquí y aquí)

Hoy pasé a BreAd por unos muffins porque mañana cumple años Diego y como siempre fui cautivado por el olor a pan recién hecho. Luego me puse a pensar en qué harán con el pan que nadie consume: se hace duro y pierde muchas cualidades.

Con los principios estratégicos y con las narrativas pasa igual: de nada sirve si no se viven y no se comunican por los líderes de empresa.

Vivir las narrativas

Ayer platiqué con Pepe Wapisnki, el Presidente de Enlance Monterrey. Pepe ha estado cerca de Astrolab desde el 2011 y ha visto cómo hemos ido madurando. Lo visito cada año para contarle cómo vamos y qué traemos en la cabeza.

-¿Sabes cuál es el principal problema de los emprendedores y dueños de Pymes? Que muchos de ellos hacen lo que quieren. No sé si es porque no tienen una estrategia, porque no se han comprometido con ella o porque no entienden la importancia de respetarla, pero me topo con cada empresario terco que toma decisiones unilaterales que les hacen mucho daño.

De nada sirve tener una narrativa estratégica si los líderes no se desviven por actualizarlas, por vivirlas. No estoy diciendo que sea fácil, pero tiene que haber candados en las empresas para que los directivos tomen decisiones de acuerdo a su estrategia.

Antier platiqué con un amigo que trabaja en Proeza. Me contó que desde hace un par de años la empresa contrató a un director de planeación estratégica que viene de Cemex, y que mucho de su trabajo ha sido retar las decisiones y los planes de los fundadores para bien.

-¡Esto no se puede hacer!- lo he escuchado decirle al dueño.

Si se decide -como es el caso de la empresa de entretenimiento donde trabaja otro amigo con quien me reuní ayer- que uno de los pilares estratégicos de la empresa y de la empresa es el servicio al cliente, más le vale a la dirección que no pichicatee en asegurar que ese servicio sea diferente y único.

Para que esto no quede en buenas intenciones, los directivos de Mipymes tendrían que reorganizar su estructura y sus procesos de trabajo para facilitarle a la empresa perseguir lo que se promete en las narrativas.

Contar las narrativas

Además de vivir estas narrativas, los líderes tendrían que contarlas seguido.

La visión se comunica forma efectiva cuando se transmite por muchos canales, dice John Kotter en Leading Change.

-Contrasta estos dos escenarios. En el caso A, la nueva visión es presentada en tres discursos en la reunión anual para directivos y se escriben tres artículos en el periódico de la empresa, para un total de 6 repeticiones en un período de 6 meses. En el caso B, cada uno de los 25 ejecutivos de la empresa se comprometen a encontrar 4 oportunidades diarias para tener conversaciones relacionadas con la visión (…). El resultado: 25 ejecutivos, cuatro veces al día, a lo largo de 6 meses equivale a 12,000 repeticiones. 6 contra 12,000.

¿Cómo tener estas conversaciones? ¿cómo contar estas narrativas sin sonar repetitivo?

Tres sugerencias sobre cómo contar mejor las narrativas de tu empresa

1 Que cada líder tome la narrativa y la cuente con sus palabras. El director de comercial contará una versión ligeramente diferente a la que cuente el director de TI, pero ambos dejarán claro los principios estratégicos a perseguir (los mismos para ambos).

2 Que integren las narrativas a todo lo que digan. Estas herramientas tienen poder no sólo cuando se cuentan sino cuando se haga referencia a ellas en las conversaciones diarias del líder con su equipo.

3 Que los líderes incorporen historias con el objeto de clarificar las partes de la narrativa.

comovivir_02

Imaginemos que en el futuro una firma de seguros decide que uno de los valores que ofrecerán es el de proteger siempre a nuestros clientes y como consecuencia diseñaron una tarjeta que les permita rastrear a sus usuarios y detectar cuando tengan algún accidente. En vez de quedarse ahí, algunos de los asesores podrían contar la historia de lo que le pasó a Gaudí:

-El 7 de junio de 1926 Gaudí se dirigía a la iglesia de San Felipe Neri, que visitaba a diario para rezar y entrevistarse con su confesor. Al pasar por la Gran Vía de las Cortes Catalanas fue atropellado por un tranvía, que lo dejó sin sentido. Siendo tomado por un mendigo, al ir indocumentado y a causa de su aspecto descuidado, con ropas gastadas y viejas, no fue socorrido de inmediato, hasta que un guardia civil paró un taxi que lo condujo al Hospital de la Santa Cruz. Al día siguiente lo reconoció el capellán de la Sagrada Familia, pero ya era tarde para hacer nada por él. Murió el día 10 de junio de 1926, a los 73 años de edad, en la plenitud de su carrera.

Y concluir:

-Para nosotros es esencial estar cerca de nuestros clientes y que nuestros clientes estén cerca de nosotros. Por eso la importancia de traer esta tarjeta siempre contigo.

Artículos Relacionados

Comentarios