0 Comentarios

Buscar trabajo en el siglo XXI. Del producto a la marca personal

Hace 6 años que aterricé en Madrid con poco equipaje, unos amigos y mucha ilusión por emprender mi vida profesional. La decisión de venir a Madrid llegó sin darle muchas vueltas, estudié en Tenerife, terminé de formarme con un postgrado en Alicante y a pocas semanas de tener que volver a Tenerife saltó la idea con mi compañero de piso Roberto y mi amiga Yurena de Tenerife, ¿por qué no nos vamos a Madrid? Nunca una pregunta supuso tanto.

Y entre trabajo y trabajo, se fueron los amigos, uno a Londres, el otro a Edimburgo, ambos buscando algo mejor, más profesional, más acorde con lo que una persona cree encontrar al terminar de formarse. Respeto, oportunidades y empatía. Con todo yo sigo por aquí. Quizás porque tengo la suerte de poder estar con alguien maravilloso que deja que cometa locuras como llevar 9 meses sin ‘querer aceptar la misma forma de trabajar de siempre’.

Quiero compartir cómo estoy viviendo el entorno laboral desde fuera del prisma ‘standard’. Desde no aceptar recruitments fríos que contactan porque saben de ti que tienes una determinada skill, o incluso que no la tienes pero vales, de dejar a consultoras sin alma fuera de mi rango de acción, porque seamos sinceros ninguno de estos actores han querido entender el verdadero mensaje de lo que esta pasando en estos momentos de crisis, las personas no somos herramientas, piezas o instrumentos, somos personas.

Personas con ganas de poder aportar y crecer desde el conocimiento. No somos puras piezas que hay que engrasar o quitar cuando se detecta cierta fricción en el sistema. Pero siendo justo, parte de lo que soy, y de la parte buena, es gracias a ellos, gracias a que me han obligado a pensar e intentar apostar por mí. Como se dice en Padre rico, Padre pobre, usa la cabeza.

Si quieres venir a Madrid, o a cualquier ciudad del mundo, ya que creo que esto es un puro cambio de paradigma profesional, lo que viene ahora te interesa y mucho 😉

  1. Deja de ser un producto y conviértete en tu marca personal

Si no quieres que te traten como un producto, no actúes como un producto. Una buena manera de caer en un entorno hostil para ti, de trabajar en un sitio que vas a dejar al poco de llegar, es aceptar que te compren como si te seleccionaran de una estantería.

Esta es la manera habitual de actuar, es para la que el sistema que esta fallando se creó. Crear productos que las empresas puedan consumir y agotar. Mentalidad industrial en la época del conocimiento. Sin duda esto es lo que va a suceder una y otra vez si no decides actuar y luchar por crear tu marca personal. Así que mi primer consejo es este, crea un blog donde hables de lo que quieras, normalmente si el blog sigue adelante es porque ya estas encontrando algo que te acciona al escribir, estás siendo tú, eso no tiene precio. No es lo mismo conocer a alguien en una entrevista que leer su blog previamente y luego conocerlo personalmente.

Es importante que esto lo hagas desde un punto de vista no egocéntrico, intenta escribir sin ningún objetivo más allá de ser tú, sin querer obtener nada a cambio. Dar sin querer recibir es de las cosas que más abundancia acabarán dándote. En mi caso, nunca pensé pasar del tercer post y si miro lo que he generado me recorre cierta alegría y orgullo.

  1. Eventos relacionados con tus gustos

Parece una tontería pero, en mi caso, hasta hace poco no he empezado a darle importancia a este punto. Actualmente hay una gran actividad en cuando a comunidades se refiere. Sólo con visitar meetup puedes encontrarte con muchas opciones interesantes para ir a charlas o reuniones sobre temáticas que te interesen. Es este el mejor momento para ver qué empresas y personas están relacionados con las cosas que te gustan y sobretodo es el momento para darte a conocer. Y si te animas y quieres sacar nota, da alguna conferencia o ayuda como organizador de algún grupo que te guste y si no está creado es el momento.

No olvides las conferencias. Date la oportunidad de ir a varias conferencias sobre cosas que te gusten. Quizás seas programador Back en Java pero te molan los temas visuales, ¿Por qué no ir a conferencias sobre UX, design thinking?¿O incluso de tecnologías front? No te cierres puertas cuando se trata de invertir en ti.

Un Blog te ayudará a dar una visión digital de ti, una primera impresión, pero aportar en una comunidad puede fortalecer esa visión y ayudarte a acceder a ofertas y posibilidades que linkedin, o cualquier de estas no te ofrece.

  1. Twitter, mails y cafés, muchos cafés

Algo que me está funcionando mucho a la hora de acceder a cosas interesantes es twitter, las listas de correo, y escribir con valor a personas que estén haciendo cosas en las que querría involucrarme. Pero no twitter en plan voy a buscar el hashtag #empleo, sino usar twitter para seguir a gente interesante dentro de las temáticas que te motiven. Esto es un trabajo de pico y pala pero que te reportará muchas cosas buenas. Ya sólo el hecho de saber de qué se esta hablando y de poner caras a quienes lo estén haciendo te va a aportar mucho. Por ponerte un ejemplo, actualmente colaboro para un grupo de personas increíble que tienen una iniciativa de cambio organizacional, @_twy_, mi manera de dar con ellos fue un claro ejemplo de cómo moverse en esta nueva época. Ví un video suyo a través de un tweet de un amigo @carlosble. Era un video que me interesó, di con la web de Thinking with you, y tras un mail a @ialcazar puede tomarme varios cafés y tener la suerte de colaborar estos últimos cuatro meses con ellos.

A lo que voy, intenta ser proactivo y respetuoso con las cosas que te motiven profesionalmente. Pierde el miedo a enviar un mail, no te preocupes si de mil contestan diez. Son diez nuevas oportunidades que has creado tú y que ninguna plataforma de empleo te iba a brindar. Actua y hazlo ya.

  1. Siempre se tú y prueba antes de elegir

A veces por la situación personal que vivimos, por miedo, por querer acceder a una oferta que ni siquiera has mirado bien vamos a una entrevista con el discurso prefijado. Desconfía de que te surja una oportunidad si en la entrevista no has sido tú, si te a rechinado algo, o si todo ‘ha sido demasiado fácil’, normalmente en esa situación vas de cabeza al matadero. Un consejo que me dieron hace tiempo y que es muy sabio es, antes de decir sí prueba unos días en ese sitio. Negocia un periodo inicial de prueba en el que creas que puedes ver la cultura de la empresa, sé tú, no juegues en tu contra aceptando de entrada cosas que no te dan seguridad. Ve, prueba, míralo con tus propios ojos y una vez tengas la experiencia, piénsalo y decide.

Se que esta parte es quizás la más complicada pero te aseguro que nos ahorraríamos muchos disgustos si pudiéramos probar uno o dos días el ambiente normal de nuestro ‘futuro trabajo’.

¿Crees en este cambio de buscar empleo?¿Qué estas haciendo para apostar por tu marca personal?

Espero haberte podido servir de utilidad. Si te gusta el post compártelo, coméntalo y sobretodo disfrútalo. Que tengas un buen día.

Artículos Relacionados

Not Found

Comentarios